A días de regresar al fracaso olímpico de 1928

Los Juegos Olímpicos a punto de dar por finalizada su etapa en Río y quedan pocas oportunidades para que México pueda conseguir un respiro de oro, varios no quieren regresar al rotundo fracaso que se  vivió en las olimpiadas de 1928

Desde los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928 a la actualidad, han pasado ya 88 años de que fue la última vez que México no consiguió un oro y se fue con saldo blanco y con un fracaso que en esos tiempos no era algo de critica porque no se contemplaba el deporte como algo importante, desde esos juegos negros hasta hoy, la delegación mexicana ha conseguido alrededor de 62 preseas de las cuales; 13 han sido oro, 21 de plata y 28 de bronce en tan solo 19 ramas deportivas.

La delegación mexicana ha conseguido medallas de oro, pero la que más se recuerda fue su primera medalla hace 116 años, en 1900 en los Juegos Olímpicos de París, en la categoría de Polo que ahora ha desaparecido en México y solo se práctica hoy en día mas en Europa, sin embargo; la historia sigue viva ya que los hermanos Pablo, Eustaquio y Manuel Escandón (jugadores de la victoria), ganaron a equipos complicados por su estilo europeo de jugar, en esos juegos olímpicos solo se tuve la solitaria presea para la delegación mexicana.

Desde ese momento, la delegación mexicana ha tenido sus bajos constantes en los Juegos Olímpicos, sin embargo; hasta llegar a los Olímpicos negros de Ámsterdam, donde se fueron con las manos vacías sin recibir ninguna presea por segunda vez consecutiva.

Desde ese punto a México ya se le notaba un crecimiento importante en los diferentes deportes y se empezó a hacer cambios en diferentes departamentos deportivos, sin embargo; las peores actuaciones han sido logrando solo una medalla olímpica en Helsinki 1952, Roma 1960, Tokyo 1964, Múnich 1972, Barcelona 1992 y Atlanta 1996.

Queremos ver a México triunfar y ser competitivos en los Juegos Olímpicos, pero no encontramos la manera de que esto suceda, cada cuatro años vamos ilusionados y esperanzados en que las cosas salgan bien para nuestra delegación y ahora que está por acabar los Juegos Olímpicos de Río 2016, México no ha conquistado ninguna presea, teniendo mínimas oportunidades, todo apunta que retrocederemos al pasado negro.